martes, 4 de enero de 2011

Ya es de día

Otra vez de día,
otra vez.

Fiona se ha acercado a la cara y me ha secado las lágrimas,
incluso me ha puesto la pata en la cara para poder quitarme las lágrimas del otro lado de la cara.

Mi respiración va y viene,
noto el dolor punzante en mi.

Publicar un comentario