domingo, 9 de enero de 2011

Para quien quiera saber

Si no hay descanso para el desvalido,
ni luna para el nostálgico.
Si el ser es no ser
y el pensar es lo mas profundo de los lamentos.

No se curan las heridas de la poesía maldita
que transforma la melodía en desdicha
y agarra el interior hacia el exterior?

Hasta cuando seguirá su destino
si el cuerpo ya paró?
Si las horas pasan a lo lejos y el recuerdo queda hundido en el océano.

Los pájaros no cantan,
los pekes no juegan,
los versos no riman
y el pesar ya es eterno.

Si en los espejos solo hay imágenes difusas de un ser sin ser
y el recuerdo solo trae dudas.
En que nos convertimos cuando ya no estamos?







Publicar un comentario