domingo, 16 de enero de 2011

Reflexiones en la tierra del cemento




Soledad se llama mi dolor,
valor pide mi corazón.
Con el paso de los días sigo sin soñar, aunque las pastillas me den dosis individuales de descanso,
pequeñas y en cómodos fascículos.
Korn se mantiene a mi lado, me mira como recordándome el pasado vivido juntos; el gato gordo ya no quiere atacarme, cree que mi mochila ya se encuentra lo suficientemente cargada de piedras para poder ahogarme.
Busco salidas, pensando que pienso cuando lo que hago es aguardar escondido entre cartones de preguntas sin respuesta.
Las plantas de aloe vera son más grandes cada día, saben que ya no tendrán que bañar mis rastas,
pero seguirán creciendo para mi.
Nothing cant stop me now canta Trent Reznor, nadie podrá pararme pienso yo...
Mi garganta arrastra un nudo que noto más fuerte cada mañana.
Publicar un comentario