lunes, 31 de enero de 2011

Pasos de ciego

Hace frío,
mucho frío.
Los días grises del invierno amanecen cada día
y con ellos mi sentir se hace mas fuerte y pesado.

Sigo sin comprender muchas cosas,
aunque cada día siga cuesta arriba.

Compré una caja industrial de tiritas,
al principio fue bien,
tapaba los pequeños orificios por donde entraba la angustia.
Pero al tener que utilizar tantas, se han acabado.

Salgo al balcón a fumar,
cada día miro pasar los coches que pasan por la avenida,
como recuerdos pasados,
que se paran en el semáforo para luego continuar su camino;
al otro lado la estación de tren,
donde los coches también paran
y donde la estación esta llena de gente deseando llegar a su destino.


Hago llamadas de emergencia,
pero no tienen respuesta,
vaya donde vaya el silencio siempre va por delante de mi,
se adelanta a mis pasos
dejándome atrás rodeado de agonía.



Publicar un comentario