martes, 5 de abril de 2016

Tensa espera


Ahora si que estoy cagado,
sentado en esta silla,
contemplando el final del pasillo
mientras la luz entra tímidamente por las ventanas del hospital.
Camillas, pacientes, enfermeras, estudiantes, un mar de laberintos y escaleras diferentes, armarios llenos de drogas; el principio de una larga espera en esta de por sí emprendedora mañana.
No ha cesado la lluvia desde la noche pasada, la vida y la esperanza buscan paso entre gotas grises de días lluviosos.


El final acaba de comenzar.
Publicar un comentario