viernes, 21 de enero de 2011

No se puede huir de los problemas o de la vida,
tarde o temprano se acaba la carretera y solo tienes arena debajo de las zapatillas.
No se pueden ver tantas lunas juntas, ya no tengo legañas... tengo arena.
Publicar un comentario