lunes, 31 de enero de 2011

Mensaje en una botella


20 días en la tierra del cemento,
consumido por el viento
y agarrotado por el frío.

El silencio es mi único amigo en este tormento.

A través del mar
se esconden mis pesares,
con las olas rebotan mis palabras
y al romper aparece un rompecabezas de emociones
que no casan unas con otras,
que no dan más de sí.


Floto entre las aguas,
sin hundirme,
sin alzarme.

Envío la botella con un mensaje,
envío lo más profundo de mi alma,
convertido en poesía e imagen.
Envío mi ser interior,
que tanto cuesta sacar,
que tanto cuesta ganar.

Publicar un comentario