martes, 15 de febrero de 2011

Nuevos mundos



Después de doce años de rasta,
el mundo de la ducha a cambiado totalmente para mi.

Ahora voy al súper y me quedo diez minutos en el pasillo de los champús!
Que si uno de coco, otro de kiwi, otro de manzana...pero la fruta no se supone que se come!!??
Después que si anti caspa, anti caída, revitalizante... no tengo ni zorra de lo que es cada cosa!!

Al final pillo cualquiera.

Después está la mascarilla, que yo creía que es una cara pequeñilla , pero no, resulta que es una especie de mucosidad que te pones en el pelo para que lo nutra. Así que te pasas otro ratito en el dichoso pasillo.

Y para acabar la gomina.
O me hecho algo en el pelo o parezco el rey león!!!
Y ya tienes efecto normal, mojado, etc...

A que antes que tardaba diez minutos en ducharme y salir de casa, ahora es en plan:
- Ponerme la mascarilla

- Esperar que coja un poco al pelo
- Aclarar
- Poner la gomina

Demasiadas cosas!!!!!!

Es extraño volver a tener pelo normal,
cuando hace viento se mueve a todos lados,
el pelo va a su rollo, antes solo tenía que apartar un par de rastas para poder ver, ahora tengo el flequillo en los ojos!!
Otra cosa que llevo mal es lo de peinarme.
He decidido no hacerlo.

Así que ahora estoy esperando a aclararme la cabezota y ponerme la gomina!!!!!!

Aunque he de reconocer que la sensación del agua por la cabeza es mejor sin rastas...
Publicar un comentario