lunes, 7 de febrero de 2011

Hay lugares en los que aun me pongo nervioso,
por muy mentalizado que vaya,
la mano aun tiembla cuando coge la copa.
Cristalizando los momentos que antes fueron buenos,
alargando los silencios,
ahogando el lamento.


Publicar un comentario