martes, 15 de febrero de 2011

Lejanos pesares, presentes silencios


Es triste llegar y comprobar que no hay mensajes,
que nada fuiste,
que nada importó.

Es triste y complejo.

Pero al menos aun tengo el alma de mi lado,
que se encarga de animarme y consolarme.

Es extraño el vacío de tu partida,
pero más lo es tu silencio en lejanía.

Las palabras y los pesares son muchos,
pero muchos mas son mis mensajes.

Te extrañaré,
y por muchos silencios que tenga tuyos,
te recordaré.

Y sabes una cosa?
Pues sino la sabes es que no lees.

Ganaste,
tu silencio combatió a mi lamento.

Cuando lleguen los días claros
recibiré los llantos pasados.

Hasta entonces escribiré cantos del alegre dejado.
Publicar un comentario