viernes, 4 de febrero de 2011

Imagina un mundo

Mis ojos se abrieron mientras leía los versos que no entendía.

Sal de mí,
triste agonía.

Deja este cuerpo,
ya sin energía.


De mis palabras mil y una conclusiones se sacan,
más conociéndome solo una lectura es válida.

Leo otra vez los párrafos que no entiendo,
siento que no me entienden
o que no entiendo.

Si en árbol roto hube caído
por que nadie hizo por remediarlo?

Cruel y mezquina es la vida del errante,
que tras sus pasos se ocultan pesares
y en su horizonte solo encuentra broches de colores.

En un mundo sin imaginación caí,
en un lugar del laberinto sigo bailando,
en el mundo confuso se mueve el mar de las dudas,
donde la mente se sumerge,
y los sueños se empapan.

Publicar un comentario