lunes, 14 de febrero de 2011

Hoy, adiós


Hoy te digo adiós,
justo en el día del amor.

He mirado el abismo
consigo salir yo mismo.

Como el niño que se cae de la bici,
cada nueva caída
es una nueva experiencia,
una nueva cicatriz,
marcando un principio,
cogiendo una salida.

Hoy digo adiós al terrible dolor que llevo dentro,
al pobre recuerdo de lo que antes fue eterno.

Hoy voy detrás de mi sombra,
enlazo sentimientos con pensamientos,
creó principios de nuevos sueños,
camino hacia mi propia parte.

Hoy salgo del mar del abandono,
seco mi alma
aunque siga lloviendo
y me cale en lo mas hondo.

Descubro mis vacíos,
recuerdo mis inicios
y compruebo que debajo de todo esto sigo estando yo.

Hoy digo adiós al ayer,
cargo mi maleta de esperanza y valor
veo que si levantas la cabeza,
la luz te da en la cara.

Miro mi sombra al caminar,
que poco a poco volvió a coserse a mis pies.
Segura,
hacia delante.

Hoy me despido de preguntas sin respuesta,
de idas y vueltas mentales,
de palabras pesadas
de vacíos cargadas.

Hoy creo que muero,
hoy digo que estaba muerto.

Hoy puede que no crea,
hoy puede que logre creer...
Publicar un comentario