martes, 14 de mayo de 2013

Ordenando las palabras

Cuando las palabras rotas se juntan,
crean un vacío,
una nada.

Cuando las palabras se colocan mal,
pierden el sentido,
adquieren otro muy diferente.

Cuando los sueños se convierten en pesadilla,
anhelas no soñar,
solo descansar.

Cuando el cuerpo está cansado,
los ojos no se abren lo suficiente,
las ideas no aportan claridad.

Cuando te metes en un túnel,
solo deseas salir de el,
dejar atrás la oscuridad.

Cuando se ama en silencio,
es cuando el corazón se marchita
y acaba en el olvido.


Publicar un comentario