jueves, 23 de mayo de 2013

Nunca más

Despertó en el suelo, en los pies de la cama,
recostado.
Su cabeza daba vueltas, no sabía cuanto tiempo llevaba dormido, solo que la ropa era la misma.
La mesa estaba llena de latas de Voll Damm.
En el suelo, cientos de hojas a medio escribir en diferentes tintas, llenaban la habitación de hotel.
Se sentó en la mesa del ordenador, apartó más latas y hojas escritas y revisó su correo.
Nada.

Entonces alargó la mano y cogió una de las notas.
" Sin ti no quiero estar..."

Pequeños fragmentos de imágenes iban pasando por su cabeza, que los recomponía y proyectaba en su mente.
Ella le había llamado, quería verle.

Se levantó y miró más notas del suelo.
" Te espero, te siento..."
" Una mañana sin tus ojos..."

Más imágenes golpeaban su mente.
Un anillo, unas flores, las velas...
Se giró hacia la ventana, las velas estaban fundidas, la cera llenaba la superficie de la mesa. Las estalactitas llegaban al suelo. A su lado, más notas.
" No es por mi? Por qué será?"

Más notas, más imágenes...
...dolor, un dolor penetrante, un dolor de vacío...
Del baño salía una humareda espesa,
abrió la puerta apartando con las manos la humareda.
El espejo tenía notas pegadas.
" Ya no quiero seguir...",
" Nunca vendrá..."
Entonces miró el lavabo y recordó...
Recordó toda aquella tarde, esperando, una tarde más, una vez más.
Recordaba las vueltas por la habitación,
mientras escribía versos y hablaba consigo mismo.
Recordaba la cuchilla de afeitar,
como la calentó en el baño,
como se sentó en el suelo,
a los pies de la cama,
rodeado de hojas y latas vacías,
recordaba sus lágrimas,
su mano contra la muñeca,
aquella sensación fría de su cuerpo; mientras se desangra.
Recordaba dejarse caer...
...recordaba la nota que vio antes de cerrar los ojos por última vez.

Y el cuervo, inmutable, continúa instalado allí, sobre el pálido busto de Palas, precisamente encima de la puerta de mi habitación, y sus ojos se parecen a los ojos de un demonio que sueña; y la luz de la lámpara, cayendo sobre él, proyecta su sombra en el suelo; y mi alma, fuera del círculo de esta sombra que yace flotante sobre el suelo, no podrá volver a elevarse. ¡Nunca más!"










( Ideas/Historia para sesión fotográfica )





Publicar un comentario