miércoles, 15 de mayo de 2013

En soledad

Y llueve,
justo en este momento,
en terminar de eliminar factores externos que me cortan la respiración y marchitan mi alma.
Llueve.

Otra vez abandonado
dejado en la cuneta
sin vuelta atrás.
Tan solo un despojo de algo que un día se infló
y luego se dejó.
Ya no hay lugar para los juegos
ni niños perdidos
ni árboles caseta.
Solo hay soledad
abandono
árboles caídos
sombras nuevamente perdidas
en un abismo de la nada
de todo aquello que sientes en soledad
en un día gris
que te recuerda lo que te rodea
tus errores
tus sueños estúpidos buscando un presente mejor.

De vuelta al ruedo
y la desconfianza
de algo que una vez amaste
y fuiste repudiado
rechazado
abandonado en la calle como un perro.

Ya no creo en el amor
creo que el estereotipo entorpece mi sino.
Creo que mis ojos no reflejan mi corazón
y quiero que no lo reflejen jamás de los jamases
ya que solo el que puede ver
puede herir

Puñaladas sin palabras que respondan los sentimientos
un lobo herido que se camufla en la oscuridad
para no ser visto por la torpeza de aquellos que dicen que le aman
que le buscan
que le utilizan y abandonan.

No busco consuelo
busco desquitarme de este dolor punzante y agudo
de un corazón que abrí
para volver a ser pisoteado.
Solo busco en mi interior
la manera de ser mas astuto e impedir que pase de nuevo.

Piensa lobo 
piensa.
Y haz callar esa voz que martillea tus sueños
esas imágenes que se entrometen en tu sonrisa
Y busca,
busca de nuevo esos polvos mágicos,
cuando hayas encontrado de nuevo tu sombra
y no los desperdicies con la primera persona que te diga algo bonito
ya que solo buscará de ti esos polvos
no tu corazón.

Llueve,
en este momento
llueve
para limpiar
mi pasado 
para limpiar las lágrimas que no han salido
 que veo cada día en el espejo
ese espejo que refleja mi alma.


Publicar un comentario