sábado, 11 de mayo de 2013

Comprando en plan single

Hacía mucho tiempo que no hacía una compra para mi.
Realmente es un poco putada.
Aprovechando que ya tengo nevera, decidí ir a por algo para llenarla o algo...
Entré muy decidido. Enseguida fui a coger huevos, pero para mi sorpresa, solo vendían la docena. Busqué a ver si veía media docena, pero no la venden.
- La cojo o no la cojo? Que coño hago yo con doce huevos? No los necesito! -
- Lasagna!!! Adoro la lasagna!!!!!Pero no tengo horno...-

Es más, aun no estrené la cocina. Me gusta mucho cocinar, pero como hace unos años, en una conversación con mi hermano Willy. La conclusión fue: Cocinar para uno, desmotiva.
Así de simple.



Por lo tanto, me dediqué a comprar raciones individuales de raciones que antes compraba en grande y pensando en varios días. La misma dinámica, pero diferente objetivo. Yo solo.
En ese momento, una sensación de soledad me abatió delante de las salchichas de morcilla.
-  A tomar por culo! compraré film transparente y al congelador. -

- Oh, calamares en salsa americana!!!, para el carro! -
Me encanta esa mierda, hay gente que le gusta el chocolate, los dulces, la coca cola...a mi si me pones ciertas cosas delante, las demás no existen.

Un paquete de arroz, otro de pasta, un poco de carne, verdura...y a la caja.

Salgo contento y pensativo.
Cocinar para ti solo, desmotiva si, pero tendré que motivarme no?

Publicar un comentario