lunes, 27 de diciembre de 2010

Los tornados del vacío


Como si de un tornado se tratara
mi corazón es absorbido en espiral.
Noto como se convierte en arena,
como el aire pasa entre sus partículas
que son engullidas y poco a poco desintegradas.

No llega aire a mis pulmones.
El pulso se multiplica.
Busco la manera de que entre oxígeno
busco la calma.

Observo tus poros,
cada unos de ellos parece sonreírme,
un sensación de falsa calma se apodera de mi.
Aprieto fuerte tus manos para que se fundan con las mías
y así evitar que la sensación de falta de aire vuelva.

Pero vuelve.

La desdicha atrapa mi corazón,
tengo un vacío en el.


21 d 5h 55min
Publicar un comentario