martes, 28 de diciembre de 2010


Las palabras se rompen,
se queman,
se esfuman.
Lágrimas de sangre las manchan,
salen de mis ojos con calma,
no tienen prisa.

Lloro la sensación de desazón.

Lloro el silencio del vació.

21 D 20h 56 min
Publicar un comentario