lunes, 27 de diciembre de 2010

Bajones


Miro a mi lado y no hay mas que lágrimas.


Los pensamientos se nublan y se vuelven contra mi.

Tengo el cuerpo lleno de nudos.
En la garganta las palabras luchan para salir,
pero la lucha es desigualada,
hace tiempo que no como esperanza.
El nudo de mi corazón se aprieta cada segundo,
cada imagen que proyecta mi cerebro es toda una prueba para mi alma.

Los sueños que antes proyectaba en la luna y que ahora no encuentro en la caja,
una caja que se esta haciendo pequeña,
una caja en la que me estoy quedando sin luz.

Lágrimas brotando por mis pensamientos,
caen de una en una y desaparecen,
para poder dejar a las jóvenes lágrimas espacios nuevos.
Publicar un comentario