martes, 13 de mayo de 2008

Pensando que no pienso

Podría escribir millones de palabras para describir lo acontecido ayer.
Podría verlo todo de otro modo.
Podría no ser.
Pero la razón y los principios...
Cuando no los hay,
son simples finales.
Destino: El final de la raya.
La puta meta.
Se convierte en el sabor amargo de la coca,
notas como se introduce por tu nariz,
los primeros efectos,
ahora esta bajando por tu garganta,
te guste o no lo demás lo hace la mente,
como todo.
Mantengo mi compostura,
contra viento y marea,
ya no me da vértigo,
eso es algo que perdí el día que dejaron que cayera.

Yo vivo pensando...
...no pienso que vivo.
Publicar un comentario