jueves, 15 de mayo de 2008

Cuando pasa que no pasa


Anoche buscabas la mirada del ciego,
pero no la encontrabas.
El ciego te miraba,
pero tu no te dabas cuenta.
Anoche buscabas una palabra del mudo,
pero no sabías cual.
Anoche intentabas volar,
pero cuando miraste hacia abajo te dio vértigo
y no lo hiciste.
Anoche intentaste subir a un velero
pero te equivocaste de muelle y acabaste en una patera.
Anoche mirabas el infinito
como si fuera una noche estrellada
hasta que te diste cuenta, que no habían estrellas.
Anoche buscaste el faro que te guiara el camino,
pero se te olvidó que ese faro fuiste tu quien lo apagó.
Anoche tuviste conversaciones muy positivas,
pero las palabras no llegaron a salir de tus labios.
Anoche viste como en la espesa niebla
se perdía la silueta del Lobo.
Publicar un comentario