martes, 20 de mayo de 2008

Llaman a la puerta


21:16 de la noche.
Estoy en mi casa,
solo.
Escuchando música.
En ese momento llaman a la puerta.
Abro y....
TAN - CHAN!!!! ( redoble de tambor!! )
Policía local!!!!
Dos agentes en la puta puerta de mi casa.
Me quedo perplejo al verlos y les pregunto en que puedo ayudarles.
Resulta que estaban aquí por la música y querían pedirme que la bajara,
a parte de advertirme de una posible denuncia.
Yo, me quedo mirándolos de arriba a abajo,
y les recuerdo que según la ley,
esa que es para todos...
tengo derecho a tener la música puesta a este volumen hasta las 22:00.
Los agentes al comprobar que aún quedan ciudadanos que saben sus derechos se quedan parados.
Es entonces cuando me advierten otra vez de una posible denuncia al mismo tiempo que reconocen que no han recibido nunca llamada alguna quejándose del volumen de salida de mi casa.
Yo por mi parte llamo al ascensor y les deseo unas buenas noches.

Conclusión:
el otro día hablando de educación salió el tema de ciertas asignaturas que nos parecían mas importantes que muchas de las actuales. Entre ellas esta la de educación para la ciudadanía. Cosa que me parece de sumo interés, más que la ética o la religión. Creo que concienzar a la gente sobre sus derechos es la mejor base para poder seguir las leyes y al mismo tiempo para conocer tus límites legales.
Así se podría responder a señores como los que me he encontrado hoy mas a menudo!

Y para terminar recordar a los cuerpos de seguridad del estado que :
  1. Están ahí para proteger y servir ( a nosotros )
  2. Hay asuntos más importantes que el que me ha pasado y nunca se presentan
  3. PAGAMOS VUESTROS SUELDOS!!!!!
Publicar un comentario