domingo, 15 de julio de 2012

Con otra cara

Guardando palabras,
escondiendo sensaciones basadas en nervios.
Dejando pasar la marea,
aguardando nuevos vientos.

Pasando desapercibido ante la adversidad.
Sin ocultarse,
sin hablar,
sin actuar.

Convertido en un conductor de energía negativa,
una bobina de Tesla humana.
Siempre de frente,
siempre pendiente.

El ser humano juzga,
llora,
padece,
se equivoca.

Me mantengo como el ombligo,
en el centro del estómago,
aguardando y estudiando,
el resentimiento humano.



Publicar un comentario