jueves, 19 de julio de 2012

Ahora

En estos momentos en muchas ciudades de España, la gente está en la calle.
Yo me encuentro en mi casa.
Que porqué estoy en mi casa?
Por que poco a poco me hundo, por que cada día mando 15 currículos que no reciben respuesta, por que no tengo dinero para coger un tren, que cada día que pasa es más caro.
Acabo de ver el vídeo de la declaración de Sergi García. No me ha sorprendido, pero si que como en cada manifestación me ha venido a la mente :
- Podría ser yo?
Su caso, 33 años, casado y con un hijo. Le cobrando la ayuda, en su último trabajo no le pagaban y hasta tuvo que pagarse el IVA.
Con tantas cosas en común, me he puesto ( si es que no lo hago todos los días ) en su lugar. Donde cada día que pasa estamos más ahogados. Donde saben más en Finlandia del rescate europeo a España, que en nuestro país.
Donde la derecha pura e impune, campa a sus anchas, amenaza y agrede a su gusto.
Donde el PP, de forma democrática, vote lo que se vote, lo lleva a cabo por su mayoría parlamentaria. Donde la democracia es un chiste contado por un hombre con corbata.

Si, estoy en mi casa, donde subsisto a duras penas con lo justo para comer. Y por que no vislumbro un futuro donde podamos ser libres de nuevo.No de esta manera.

Y el caso de Sergi, puede ser el de cualquiera. Por que cada vez que voy a una manifestación, recibo la llamada de mi madre, diciéndome si estoy bien, o si sale algo en unos informativos, cada vez mas dados a dar la espalda a la realidad, donde es más importante un bronceado en Benidorm, que la libertad de sus ciudadanos.
Que la violencia no conduce a nada? Ese eslogan, poco a poco parece sacado del poder. Pero los que estamos jodidos, los que estamos explotados, reventados, hundidos...no tenemos nada que perder.



Sigo en la lucha. 
Publicar un comentario