jueves, 22 de diciembre de 2011

Recuerdos navideños

Ains...la navidad!!!! Que bonita...que hermosa.
Llega el frío, la nieve, los niños juegan en la calle y esperan la llegada de un tío gordo que les trae regalos por lo jodidamente buenos que han sido a lo largo del año.

Desde pequeño siempre esperaba dos cosas. Mi cumpleaños y la Navidad. Pero siempre se me olvidaba lo pobres ( pero honrados ) que éramos.
En mi cumpleaños ( Septiembre ) era la dichosa vuelta al cole. Y en una casa con tres niños, solía haber mucho gasto en libros. Pero aun así disfruté mis cumpleaños como el que mas.
En navidad...eso era diferente. Me pasaba el año intentando ser bueno, nunca hablaba más de la cuenta, quedaba en un segundo plano y pensaba que Santa Claus me traería lo que había pedido.
El puto barco pirata de Playmobil.
Año tras año, pasaba la noche nervioso, esperando el momento, intentando no hacer ruido o no levantarme demasiado temprano por si Santa Claus se asustaba y se iba. Ya por la mañana iba viendo como mis hermanas abrían paquetes enormes, mientras que en los pequeños había un letrero que ponía : "Para el niño de la casa".
No me puedo quejar la verdad. Siempre tenía pijamas para cambiarme...
Unas navidades, en reyes ( si, pobres pero con Santa Claus y Reyes ), pues eso, los reyes nos trajeron un pedrusco de carbón dulce a cada uno. Las lágrimas de mis hermanas eran considerables.Yo mientras, comía mi trozo de carbón, y por dentro pensaba..."os jodéis". Desgraciadamente, solo fue una gracia y cada uno tuvo sus regalos.
Años más tarde, me obsesioné con la Sega Mega Drive, le escribí una carta a Santa, lo señalaba en la tele, etc...pues va el cabrón de Santa...y me trae el puto barco pirata de los cojones!!!! Pero que clase de sádico era este gordo- amante de los niños!!??

Una mañana, en otras navidades, mi madre me llamó a su cuarto y me dijo:


- No se lo digas a tu hermana eh?? -
Con cara de tonto, mi madre prosiguió con un:

- Que no existe Santa Claus ni los Reyes, que si no pierde la ilusión. -
La ilusión?? Mi cara no era de tonto, era de auténtico gilipollas!!!! Tantos años engañado!!! No tenía ni puta idea!!!
Creo que fue en ese momento cuando me empezó a coger la vena atea. Al comprender que ni el pedófilo gordo, ni los Reyes existían...Jesús tampoco!!!
Punto a parte merece el llamado Aguinaldo. La primera vez que lo hicimos ( con los chicos del barrio ) recaudamos 2.000 pesetas. Recuerdo como se nos salían los ojos al ver tanta pasta!!! ( con 10/12 años, 2.000pts era pasta! ). A partir de ese día, el Aguinaldo duraba casi un mes!!!! La gente en los hoteles nos daba dinero, pero en las casas...caramelos, turrón y...botellas de Sidra. Creo que ahí me pillé mis primeros ciegos alcohólicos!!

Después de la niñez, la navidad pierde un poco. Desde que me independicé, comencé a salir con chicas, las cuales contribuyeron en alguna medida para acrecentar la teoría de las malas navidades.
Una de mis primeras parejas, en Navidad, invitó a toda mi familia  a una cena de lujo ( no diré el importe...), un par de semanas después me dejaba, por que llevaba un par de meses liada con su bajista.No me dejó antes por pena; claro, era Navidad!
La siguiente que tuve, me dejó una semana después, alegando que ya tenía lo que quería!!!!!, que era playa, amigos y familia. Claro, yo no era ninguna de las tres.
Un tiempo después, la chica con la que estaba, me dejó justo antes de Nochebuena, después de esnifarse el dinero de la cena, por que aparte de estar liada con otro, no era ético seguir así...y por que no me quedaba más pasta para pillar coca...

Estuve mucho tiempo soltero...
Las siguientes navidades, pasaron entre amigos, ya sabéis, ese tipo de navidades que te las pasas pateando buscando la fiesta eterna, aquella a la cual, cuando llegas...se está acabando.
Un año, decidimos irnos a una casa. Todo parecía correcto, todo menos la gente que vino, que entre que a alguno no le gustaba la comida, otro estaba demasiado entretenido lanzando las drogas del resto...y otros que nos pedían bajar la música por que estaban durmiendo!!! En Nochevieja!!!!!

La última pareja que tuve, decidí currármelo. Iba a preparar una super cena, una suite en un hotel...mola no?? Pues un par de semanas antes...me dejó. Así que me acerqué al super, compre una caja de Gambas y me la comí con mi perro y mi gata, mientras veía...Vaya Santa Claus!!!!!!

Manda cojones....

Publicar un comentario