domingo, 15 de mayo de 2011

Pobre diablo

Despertar de la muerte
para darse cuenta
que muerto aun se está.

En aquel despertar
volver a revivir,
volver a respirar,
volver a sonreirle a los vientos
y a la lluvia.
En la muerte,
volver a ser inerte,
volver a ser un pobre diablo,
un fraude,
una sombra sin cuerpo.

Emociones llevadas al límite del desastre,
al principio de lo que fue el fin.
Un pobre diablo.
Publicar un comentario