viernes, 13 de mayo de 2011

En cuerpo y agua

En cuerpo de azúcar moreno ondean dos hermosas colinas,
con el sol puesto entre ellas
nace un río de agua dorada.
En su bajada un lago ,
donde reposa el agua de tan hermoso viaje,
para emprender su curso natural hacia una negra desembocadura
que en forma de labios
abre el paso fronterizo
hacia el mar de los diamantes.
Publicar un comentario