lunes, 16 de mayo de 2011

Globos



Una tarde en la feria compré unos globos,
con ellos contento estaba,
feliz por ver esos globos de colores volar sobre mi cabeza.
Un helado se antojo unos minutos después;
al coger el helado los globos solté,
y volando se fueron de mi.

Publicar un comentario