martes, 6 de noviembre de 2007

Llamadas agradables


El otro día recibí una llamada inesperada
pero que me llenó de felicidad.
Después de un tiempo como el perro y el gato,
volví a escucharte reír,
a sentir que eras tu.
Nunca quise perderte,
ni apartarte de mi lado.
Siempre he valorado tu amistad
y he intentado,
( si lo he hecho )
que todo volviera a ser como antes.
Quizás me aparte un poco
dejé pasar el tiempo,
pero en ningún momento me olvidé de ti,
ni de tu amistad,
la cual siempre he apreciado.
Por todas aquellas risas que nos quedan
y que ese sonajero no pare de dar guerra!!!
Mil besos Sarita!
Loli - Bros!!!!
jajajajajaaa
Publicar un comentario