miércoles, 7 de noviembre de 2007

Hermanazo


Ha pasado ya algo de tiempo,
las cosas han cambiado,
y no me acostumbro.
Desde tu marcha todo se fue a tomar por el culo.
Tu eras la espalda en la que me apoyaba.
Todo era diferente.
Ahora todos los días parecen iguales,
la misma gente,
las mismas conversaciones vacías en contenido.
Faltan tus risas y tu frescura.
En este pueblo gris,
hubo un tiempo en que lo llenaste de color.
Ahora vuelve a ser gris y triste.
Hablo contigo por teléfono
y noto tu voz apagada,
hueca.
Al final todos tenemos que librar diferentes batallas,
pero contigo aunque se perdieran eran de otra manera.


Consuelo mi vacío
en el recuerdo de mi amigo.

Publicar un comentario