lunes, 30 de noviembre de 2015

Resacas


Qué malas son las resacas! Horribles!
Mientras bebes, todo es alegría, seguridad, buen rollo..., las cosas van de puta madre y crees que aguantarás toda la noche así. Luego te mareas, dices idioteces y te caes. Te levantas unas cuantas veces, pero llega el momento en que ya no te mueves. Entonces vomitas.
El siguiente acto es el digno arte de levantarse. Con tu cuerpo hecho mierda, vomitado, guarro, despeinado, con los ojos inyectados en sangre; la cosa más sexy del mundo!. Al levantarte, estás como atolondrado, k.o, medio lerdo, inservible, dolorido, aturdido, seco, idiotizado, impávido, vomitando aun...
Esta es la fase que más dura. Con lo que cuesta coger ese nivel, es normal que destroce más!!
Pueden pasar horas y horas. Tumbado en el sofá, agarrado a la taza del w.c, sentado sin hablar, esos momentos de : - solo quiero escuchar la naturaleza - Por no decir que todo lo que no sea desconectar el cerebro, no se toma en cuenta. Tu cuerpo y tu mente, están en una armonía Dark ( oscurilla de esas ); dícese de otro modo : triste, marchito, enjuto, hecho mierda, baldado, muy Robert Smith...
Pero entonces, cuando ya crees que vas a morir; desaparece.
Si, palabra. Desaparece.
Y ya está! a la mierda!
Así que de pronto y generalmente después de poder dormir tranquilo, todo vuelve a la calma.
Hasta que vuelva a salir.


Publicar un comentario