domingo, 10 de abril de 2011

Luz Cegadora

Cuesta ver con tanta luz la claridad del Océano,
cuesta distinguir si son dunas naranjas aquello que se ve en el horizonte
o si por el contrario es una Zanahoria gigante.
Cuesta darse cuenta de cuando no estas,
de cuando dejas de importar y relevar.
Despierto en sábanas bañadas en sudor,
limpio todas las mañanas cada poro de mi piel,
que poco tiempo después vuelve a estar contaminada y amargada.





Hay espacio en mi regazo
Para heridas, traseros y palmadas
Nunca desapareceré
Por siempre estaré aquí

Susurrando
Que la mañana mantenga las calles vacías para mí
Que la mañana mantenga las calles vacías para mí

"Fever Ray "
Publicar un comentario