domingo, 24 de abril de 2011

En la oscuridad de la noche


Eres la reina de tu tiempo,
contigo analizo y planteo mis sensaciones,
me expreso,
y  recuesto en cavilaciones.

Bailo a tu paso sin mirar el tiempo,
acaricio la dulzura de tu paz
que con ella calmas mi sosiego;
para hacerme ser tu fiel capataz.

Con tu silencio hablo por dentro,
clamo contra el cielo y respeto a mis ancestros.


Oh! noche,
de tí es la calma,
que destroza la luz del alba.
Los poetas y los pensantes,
la gente de la noche,
la mirada de la bestia que todos llevamos,
la mirada que guardas en tu manto oscuro.

Noche,
por ti me siento y relajo,
de versos cubres mis espacios
y con ellos te dedico este canto.


Publicar un comentario