lunes, 22 de julio de 2013

Hortelano

Días que pasan como noches,
noches que siguen como tal.
Presente confundido con pasado,
a las puertas de la nada,
del vacío,
de la angustia.




Una sonrisa,
una luz,
un sueño.

Un sueño entre curvas,
que observo al alba,
con detenimiento,
con cierta extrañeza,
lujuria,
inquietud.

Una sonrisa,
una copa de vino,
un beso,
una caricia,
un masaje...

...un pensar que el bien no te conviene,
un no pensar en más,
un no poder pensar.

Una sonrisa,
una voz clara,
unos ojos puros...
...un mañana para poder verlo de nuevo.

 
Publicar un comentario