lunes, 14 de noviembre de 2011

Cosas de los 30



No deja de resultar gracioso, como a veces las cosas cambian casi sin darte cuenta.
Llevo un tiempo sin salir a tomar una copa habitualmente, y cuando lo hago me siento un poco extraño.
Vas a los mismos bares, pero al entrar no conoces a nadie!!! Donde antes levantabas la mano y seis o siete personas te saludaban, ahora levantas la cabeza y no ves a nadie. Te rodea una muchedumbre de xiquitines ( llamémoslos así...) y te preguntas:
- Me estaré haciendo mayor? -
Qué cojones?
Conversaciones banales hacen que me tambalee buscando una cara conocida que no encuentro.
Al acabar la copa, busco otro lugar, uno que sea mas...familiar? si, puede ser.
Cambio el lugar pero no la sensación, así que me respaldo en caras conocidas.
Miro a mi alrededor. Veo un par de chicos con rastas, me recuerdan a mi no hace mucho, sonrío y miro al otro lado, donde tres chicas que no llegan a los 20 años hablan de zapatos!!! y un chico mira fijamente mi barba de una semana como si estuviera hipnotizado.
No os pasa que de pronto te sientes muy alto?, quiero decir que puedo ver la sala al completo!!
Con mi 1.80cm de estatura, me siento enorme, rodeado de chicos y chicas muy bajitas...
No deja de ser gracioso, como antes he mencionado, aunque por otro lado, lo gracioso también es nuevo, y eso es enriquecedor...creo no?

Publicar un comentario