miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cenizas

Todo se reduce,
se consume,
desaparece.
Pasamos la vida consumiendo,
aprendiendo,
amando.
Cuando somos críos somos frágiles,
novedosos,
inocentes.
De adolescentes somos seguros,
amigos de nuestros amigos,
rebeldes.
De mayores somos desconfiados,
inseguros,
frágiles de nuevo.

Pero al final,
todo se reduce a cenizas.
El fuego nos consume poco a poco,
nos devuelve a la tierra,
nos despoja de toda la carga que arrastramos.

Al final nada vale nada,
somos lo que somos.
Publicar un comentario