miércoles, 2 de marzo de 2011

Sueños rusos


- Donde se esconden los sueños? - Preguntó el niño al feriante
- Los sueños no se esconden, los sueños permanecen; pero hay veces en los que no es su momento y tienen que esperar a salir - Le dijo al niño a la entrada de la montaña rusa.

El niño, mirándolo atentamente, subió al vagón y mirando fijamente al feriante dijo:
- Levantaré los brazos todo lo que pueda, para atrapar alguno de los sueños que se haya quedado atrapado por aquí. -

- Entre vueltas y vueltas corres el peligro de perder los tuyos - dijo el feriante - así que yo cogería bien fuerte los míos, ya que solo a ti te pertenecen y eres tu el responsable de poder cumplirlos...o no! - Replicó el feriante

Así el niño perdido entró en la montaña rusa del mañana, donde abrazó fuertemente sus sueños y mientras daba vueltas y vueltas imaginó otros nuevos a su vez. Donde aunque siguiera siendo un niño perdido, sus sueños podrían seguir siendo hermosos.
Publicar un comentario