jueves, 10 de marzo de 2011

Codex

Este disco a sido todo un descubrimiento.
Da igual lo que halla pasado en el transcurso del día,
llegas a casa, lo pones y subes el volumen.
Enseguida bailas, y cantas los temas que ya sabes de memoria.
El disco, es uno de los más tristes que he escuchado,
pero al mismo tiempo refuerza,
da confianza,
da energía.
Cada tema es un sentimiento,
cada ritmo marca una etapa.

Déjate llevar...







Desliza tu mano
salta fuera del límite
el agua es cristalina e inocente
el agua es cristalina e inocente.
Publicar un comentario