martes, 2 de octubre de 2007

Un 14 de febrero


Un 14 de febrero,
en un mar de dudas,
sin un euro en el bolsillo,
sin esperanza,
sin camino.
Un 14 de febrero,
la amistad pasada
en el presente incierto me rescató.
Me dió las alas para volver a volar,
para volver a reír,
para volver a vivir.
Un 14 de febrero,
una reina me encontré,
una reina me sonrió,
me cogió sobre sus hombros
y un camino intentó mostrarme.
Un 14 de febrero,
mil sonrisas recibí de un sonajero,
mil abrazos del pasado
y mil miradas de una reina.
Publicar un comentario