sábado, 13 de octubre de 2007

Los últimos suspiros

Como poder escribir lo que siento ahora.
Mi iaio,
98 años de edad,
posiblemente hoy sea su última noche.
Hace mucho tiempo que no le veo,
ni tengo ningún tipo de contacto con el.
Siempre hemos sido diferentes,
pero nos hemos llevado bien...
aunque me cambiara de nombre,
me dijera que se escribe con la derecha
o tuviera un pasado nacionalista.
Era increíble verle comer sopa.
Se la tomaba con tenedor según el por que
en la guerra no tenían cucharas para todos.
O esas tardes en Bellreguard,
que nos íbamos a por el pollo
y la copita!!
Con su pantalón corto y sus chanclas de plástico.
O esos horribles paseos,
que tenía que ir parándome por que su paso era muy corto...
Las charlas sobre el Fútbol,
o la guerra civil.
De pequeño creía que era relojero o algo,
tenía todas sus casas llenas de enormes relojes.
Cuando tocaba la hora ...
...sonaban tres o cuatro relojes a la vez!
O en el mercadillo,
regateando a los Magrebis,
sacándolos todo por dos duros!


Cuando murió mi iaia
cambió.
Se volvió vulnerable.
Se metió en un pozo sin fondo.
Esto y la incapacidad de "mis tías"
le llevó a pasar sus últimos años a un asilo.
Solo.
No se que mas decir,
la muerte es solo un paso mas en la vida.
Te quiero Iaio,
te quiero Joaquín.
Buen viaje...

Publicar un comentario