miércoles, 12 de junio de 2013

Entre sombras vacías

Otra vez era de noche,
en medio de ninguna parte,
de ningún sueño.
Atrapado en un espacio de tiempo,
un breve y clásico estado de tiempo.

Limitado al hablar,
para poder sentir.
Limitado al mirar,
para poder reír.
Limitando el vacío.

Y otra vez así,
con el cuervo
y nunca más,
esperando en nunca jamás.
Observando desde el árbol el vacío.

Otra vez era de noche,
otra vez abrazaba el vacío,
en medio de ninguna parte,
en el limbo de los sueños perdidos.
Atrapado sin tus besos.
Publicar un comentario