lunes, 10 de junio de 2013

Ella

Y ella estaba en la casa,
y pronto olvidó.
Que los sueños perdidos,
no se olvidan sin error.
Y ella se rodeó de espejos,
pero nunca se vio.
Ya que aunque tuviera más,
no tuvo el indicado.
Ella está dormida,
aunque piense que está despierta,
ante la palabra concreta,
que busque su error.

Y ella está en la casa,
y tarde recordó.
Que no todo aquello que se toca,
se siente en tu interior.
Ella está dormida,
mientras la abrazan por error,
ya que en sus sueños perdidos
se esconde la razón.


Publicar un comentario