jueves, 9 de junio de 2011

Rebotes

Entre cuatro paredes rebotan palabras inútiles.
Yo,
sentado en el centro las miro,
como cuando chocan contra una pared se iluminan,
y cuando eso pasa,
veo mis manos,
arrugadas y vacías.

Entre cuatro paredes se esconden multitud de sensaciones,
algunas pasadas,
otras poco razonadas.

Trazo versos entre luces hechas palabras,
sonrío a la oscuridad e imagino las estrellas.
Me encuentro en el centro del cubículo,
en el centro de un mundo desordenado
al cual hemos fallado.

Entre cuatro paredes rebotan los porqués,
aquellas preguntas para las cuales no te valen las respuestas,
de aquello que ya sabes.
Publicar un comentario