viernes, 26 de abril de 2013

Un mundo feliz

El remordimiento crónico,
y en eso están de acuerdo todos los moralistas,
es un sentimiento sumamente indeseable. 
Si has actuado mal, arrepiéntete, enmienda tus yerros en lo posible y encamina tus esfuerzos a la tarea de portarte mejor la próxima vez.
Pero de ninguna manera tienes que entregarte a una morosa meditación sobre tus faltas. 
Revolcarse en el fango no es la mejor manera de limpiarse.

Aldous Huxley
Publicar un comentario