martes, 7 de octubre de 2008

Con la razón por delante

En todo el tiempo que llevo trabajando no lo he tenido fácil.
No me considero un hacha,
pero si un buen trabajador.
Otra de mis características es que nunca le he chupado el culo a nadie,
y menos a un superior.
En mi época en Telepizza decidieron hacer encargados a Álvaro y a Iban antes que a mi o a Willy,
vale que es una mierda de kurro, pero también era más pasta y por trabajo nos lo merecíamos.Cuando me fui a Cerdanyola, en telepizza tampoco me hicieron encargado, por mi "manera de ser " demasiado alocada. Daba igual que supiera hacer todo con los ojos cerrados,
mis caracteristicas no daban con el puesto y decidieron hacer encargada a una tía que no tenía ni idea y que aparte yo ayudaba voluntariamente para explicarle las cosas. Cuando tuve el Bar poco importo que la gente viniera y disfrutara de mi servicio, cuando se cogió el local mas grande se me dejó en la calle ( el bar se hundió ). El caso de Trinacría estaba claro que no duraría mucho...por bastantes motivos tampoco reconocidos. Ahora en el Cook Robin pasa algo parecido. No puedo trabajar tranquilo. Nunca he tenido rivalidad con un compañero para intentar joderle la vida, ya tengo bastante con preocuparme de la mía. Pero parece ser que el compañero en cuestión si que quiere joderme. Es ahora cuando tengo que actuar con astucia y no dejarme pisar...
veremos como sigue esto...
Publicar un comentario