viernes, 9 de septiembre de 2011

Pompas de jabón


Tirado en el sofá,
perdido en el tiempo,
aquel que pasa sin dejar rastro,
aquel que esquivas desde la estupidez más aguda.

Gotas de sudor pasan por su aburrida faz,
avisando al zángano cuerpo
de la pérdida de tiempo.

Levantando el cuerpo,
escupido en silencio,
y aun sin brillo pero directo
acercarse al patio.
Un bote de jabón,
unido ya a sus manos
y estas a su vez acercando la cabeza del bote a los labios,
que con un pequeño suspiro
sacan de el las hermosas circunferencias,
dándoles libertad para volar,
para escapar,
para pintar la tarde en forma de pompas de jabón.



como por arte de magia


Publicar un comentario