viernes, 30 de septiembre de 2011

20 años del Nevermind



Hace unos días, exactamente el 24 de septiembre, salía a la venta el Nevermind de NIRVANA en el año 1991.
Qué hacía yo por esa época?
Cursaba 5º de E.G.B en mi cuarto colegio. El colegio La Cala. Tenía 10 años.
Por aquel entonces no tenía mucha idea de quien eran Nirvana. Aún jugaba con mis muñecos.
Mi estancia en ese colegio tampoco provocó que los escuchara nunca, ya que en aquel centro la música si por decir algo así se podía llamar se limitaba a los éxitos del Máquina Total, Bolero Mix o lo más duro, algo que no producía en mí el menor respeto.
Mi hermana mayor tenía un equipo de música en su habitación, pero como nunca me dejaba entrar, me quedaba siempre sentado en el pasillo, al lado de su puerta escuchando lo que ponía. Así pude llegar a escuchar muchas cosas...también mucha basura entre la que rescaté a David Bowie, Depeche Mode, Eurythmics,Bruce Springsteen o Sinéad O´connor .

No fue hasta un par de años después, con la salida del In Utero que comencé ( ya tenía mas curiosidad musical y estaba estudiando música ) a escuchar a Nirvana.
Una mañana en el mercadillo, mi hermana y yo nos acercamos a ver a africano que vendía novedades en K7 pirata. Ya le había comprado algunos K7´s ( alguno de los Guns n´Roses, Aerosmith, UB40...) y esa mañana vi el In Utero. Mi primera impresión fue de miedo.
La portada me impactó, pero ante la insistencia de mi hermana acabé comprándolo. A partir de ese momento me convertí en una esponja del Grunge, encontrando este tipo de música como si formara parte de mi, como si estuviera dirigida hacia mi.
Mi manera de vestir ya era bastante Grunge por decir algo, siempre llevaba la ropa que otros regalaban a mis padres, los jerséis que llevaba tenían más años que yo, y por supuesto en ese colegio seguía siendo un bicho raro que poco o nada tenía que ver con el resto de chicos de su edad.
Por aquel entonces llegó a mis manos el Nevermind.
Posiblemente ese disco cambiara mi vida y mi manera de ver el mundo.
Cada canción me trasportaba a diferentes sensaciones:
- Rabia
- Dolor
- Energía
- Pasión
y muchas mas...
Me sentía comprendido, arropado...al mismo tiempo que me producía una leve sensación de autodestrucción.
Smells like teen spirit era como un himno hacia la comprensión, hacia la sensación de que no estaba solo. Come as you are era como hablar con un amigo, poder abrirte libremente , Polly era un cuento precioso ( le puse ese nombre a una gata que tuve años después ), Territorial Pissings dejaba libre mi rabia más profunda y con Something in the way volvías de golpe a la soledad más profunda, al mundo que no te daba las respuestas.
Por suerte, para el 94´volví a cambiar de escuela. Mi 5ª escuela para cursar el último curso.
El primer día en esa escuela, el día que entras con ese miedo de ser el nuevo, que en mi caso ya llevaba mucha experiencia ( era la cuarta vez que lo era ) me sentaron al lado de tres chicos curiosamente que compartían esas inquietudes. Elías, Bruno y Edu.


Pero eso ya es otra historia.
Publicar un comentario