domingo, 9 de marzo de 2008

El matadero clandestino


Parecía un trabajo sencillo.
Cambiar una bomba.
El olor era horrible.
De pronto aparece un tío de dos metros y cara de sádico.
Nos pide que le acompañemos.
Abre una puerta; lo primero que veo son unos ganchos por una habitación gris,
de esos ganchos colgaban unos cerdos enormes.
El olor, los cerdos colgados,la sangre por todos lados...mas los gritos de los cerdos aun vivos!!
Yo quería salir de allí!!
La habitación a la que íbamos estaba llena de tuberías y mierdas, que escupían un líquido asqueroso!!!!
Quería salir de allí!!!!!!!!

Todo parecía ir bien...
...pero perdía agua!!!
Joder que mal!!!
jajajajajjajajjjajaaa
Al final entró!
y de premio una visita por la fábrica!
Mejor no cuento mas lo que vi,
solo decir que nunca había visto tanta sangre
y que estoy dejando la carne!!
En serio!
Publicar un comentario