viernes, 14 de marzo de 2008

Cuando se cierra la puerta


Todo se ha acabado.
La casa te parece enorme.
Todo se ha quedado detrás de la puerta.
La soledad que querías no es la que pensabas.
Cuando no queda nadie,
solo tu.
La puerta se cierra y te deja atrapado en los recuerdos.
Cojes aires y piensas que un día despertarás y volverás
a tener la casa llena de cosas,
de nuevos recuerdos que sustituyan a los antigüos.
Pero ahora no son mas que pensamientos atrapados en luces oscuras.
Luces que no te dejan ver mas allá del dolor.
Que por mucha luz que pongas nunca será la suficiente.
La puerta se cierra.
Todavía estas dentro.
Publicar un comentario