miércoles, 14 de febrero de 2018

San Valentín fue decapitado


Qué bonito sería ver a la luna bailar con las estrellas,
inhalar popper a medio día,
jugar al escondite entre tus nalgas.

Que bonito suena este día,
donde el amor y las caricias,
se baten entre chocolates y margaritas.

Que extraño y que me gustaría?
Si no habita en mi aquello que debería,
aquello que
transita justo en este día.

Que me diría aquel monje de roma?
entre regalos
y planes de bodas.

Que le deseo yo a este día?
que no es más que otro engaño en vida,
otra poesía de la desdicha.

Ámame en círculos concéntricos,
en espirales de lluvia ácida,
en noches eternas de sábanas vacías.
Publicar un comentario